El tacto es el primer lenguaje, es un lenguaje piel a piel.

“La piel del recién nacido posee una sensibilidad que no podemos sospechar siquiera. Ser cargados, acunados, acariciados, masajeados, cada una de esas cosas es alimento para los niños pequeños, tan indispensable, sino más que vitaminas, minerales y proteínas. Si se lo priva de todo eso, y del olor y de la voz que tan bien conoce el niño, aunque esté harto de leche, se dejará morir de hambre”.

F. Leboyer


¿Qué es el Masaje Infantil?

  • Es alimento para la piel.
  • Es límite.
  • Es Comunicación.
  • Reanuda después del nacimiento, la estimulación táctil a la que el bebé estaba acostumbrado en el vientre materno.
  • Brinda confianza, incrementando la autoestima.
  • Posibilita a los padres desarrollar recursos que los ayuden a comunicarse con sus hijos.
  • Reduce el stress, permite la liberación de tensiones y produce estados de mayor relajación.
  • Se realiza “con” el bebe en vez de “sobre” el bebe.
  • Colabora a crear las primeras imágenes del esquema corporal.
  • Nutre al bebé en el contacto piel a piel.
  • Estimula la producción de endorfinas, que son el analgésico natural del cuerpo.
  • Mejora la maduración y el funcionamiento de los sistemas gastrointestinal, respiratorio, nervioso, circulatorio, endocrino, e inmunológico.
  • Es tan beneficioso para el bebé o niño que lo recibe como para el adulto que lo da.

Beneficios del masaje para el bebé

  • Favorece la estimulación y maduración de los sistemas gastrointestinal, respiratorio, circulatorio, neurológico e inmunológico.
  • Favorece el aumento de peso, especialmente en bebés prematuros.
  • Produce Relajación. Libera endorfinas.
  • Alivia los cólicos, los dolores del crecimiento, de la dentición, la constipación, etc.
  • Favorece el contacto visual.
  • Lo ayuda a conocer su cuerpo y aporta las primeras imágenes de su esquema corporal.
  • Facilita la comunicación y la construcción del vínculo entre la madre o el padre y el bebé.
  • Favorece la mielinización y el desarrollo psico-motriz.
  • Tonifica el sistema muscular.
  • Brinda seguridad y confianza, y colabora en el desarrollo de la autoestima, aporta diversión y placer.

Beneficios para el bebé prematuro

  • Aumenta la capacidad del bebé para ganar peso.
  • Mejora el comportamiento, el sueño y el llanto es menos frecuente.
  • Colabora en la regulación de la hiper o hiposensibilidad al tacto.
  • Reduce las condiciones ambientales y físicas que llevan a la inestabilidad y a la desorganización y al stress.
  • Promueve la maduración clínica del niño. Aumenta la producción de endorfinas. Ayuda a la estabilidad de la temperatura corporal.
  • Mejora el comportamiento, el sueño y el llanto es menos frecuente.
  • Reduce las apneas, la bradicardia, aumenta de la oxigenación.
  • Restituye al recién nacido ingresado, un contacto corporal con los padres favoreciendo el apego.

Beneficios para los padres

  • Es una herramienta que proporciona seguridad y autoconfianza.
  • Ayuda a aliviar la depresión post-parto.
  • Favorece la construcción de vínculos sanos.
  • Enseña a conocer mejor al bebé.
  • Es Interacción.
  • Brinda placer y diversión.

Contacto Nutritivo

  • El arte del Contacto Nutritivo es Sostener al bebé y a la familia.
  • Debe ser considerado desde el comienzo de la vida.

El desarrollo del cerebro humano es afectado negativamente con el stress y el dolor. El stress crónico o repetitivo puede causar efectos dañinos en el desarrollo del cerebro. Una eficiente respuesta al stress es vital para la vida y para un óptimo desarrollo. “El sostén Sensorial Nutritivo es un analgésico efectivo”.

Dr. Carlo Bellieni


¿A quiénes está dirigido el masaje?

  • Recién nacido prematuro hospitalizado.
  • Recién nacido hipotónico hiperactivo.
  • Recién nacido con déficit sensorial.
  • Recién nacido con síndromes genéticos y/o malformaciones.
  • Recién nacido después de una intervención quirúrgica.
  • Bebés sin problemas médicos.
  • Bebés adoptados o de padres adolescentes.

Tiene una indicación universal, es decir, es beneficioso para todas aquellas familias que quieran experimentar con sus bebés los beneficios a corto y largo plazo del contacto físico.

Es muy recomendable en los bebés prematuros o en niños con estancias hospitalarias largas. Los recién nacidos que han requerido largas hospitalizaciones en la unidad neonatal, tienen un rechazo al contacto debido a que éste contacto se ha contextualizado dentro de las manipulaciones médicas (pinchazos, vendajes, sondas…). El masaje puede ayudar a la aceptación del contacto físico y disminuir la ansiedad e irritabilidad de los bebés.

Otro grupo de niños donde el masaje sería muy recomendable es en los niños que padecen alguna discapacidad psíquica o física. El contacto físico mejora la aceptación y el vínculo con los padres y ayuda al crecimiento emocional del bebé.


“El masaje para bebés es un arte tan antiguo como profundo. Simple pero difícil. Difícil porque es simple. Como todo lo que es profundo”.

F. Leboyer